Puchero, Caldo, Sopa, Caldo de Ave ... y "Pringá"


Bueno, pues nada, aquí seguimos sumando recetas fáciles, ricas y nutritivas, además esta es muy demandada en todas las temporadas, aunque en invierno, calentita es un placer. Espero la idea sea de vuestro agrado y que disfrutéis el popular Puchero, Caldo, Sopa, que vamos a preparar hoy. Existen muchas variantes pero lo principal es lo principal, y la base para que consigas tu puchero o sopa lo vas a ver aquí. Además es de las recetas que decimos “se hacen solas”, y el provecho que da una receta como esta, porque del puchero va a salir también su Pringá.

Vamos a empezar que es muy fácil, y estos son los Ingredientes:
- 1 Muslo y Contramuslo de Pollo.
- 1 Muslo de Pavo.
- 1 trozo de tocino añejo.
- 1 hueso blanco salado.
- 1 trozo de tocino fresco (si es ibérico mejor no?).
- 1 trozo de costilla salada.
Los trozos, denominados “avíos” del puchero, es decir el preparado de puchero lo podemos encontrar en bandejas en los supermercados o pedimos a nuestro carnicero que nos lo prepare.
- 2 Patatas. Pero insisto, como siempre, que te gusta y quieres añadir más pues adelante.
- 2 Zanahorias.
- 1, 2 Puerros.

Hasta aquí tendríamos nuestros ingredientes principales, pero como opcionales o para enriquecer y que suelen ser muy comunes también para este preparado pueden ser:

- ¼ de carne de ternera de jarrete o aguja.
- 1 hueso de espinazo salado.
- 1 hueso de jamón (ojo, le dará un color también más oscuro).
- Garbanzos (250 – 350 gr. aproximadamente, o, como a ti te guste de esta cantidad).

Bueno y ahora viene la Preparación, que es muy sencilla e indicaremos algunas técnicas y anotaciones.

Todos los ingredientes anteriores, y con los opcionales o de enriquecimiento si los has elegido también, lo añadimos en una olla o recipiente grande y cubrimos todo con agua, y mucha más, hasta casi cubrir la olla.


 

Lo llevamos al fuego y lo ponemos al máximo hasta que hierva, cuando hierva unos minutos, veremos que en la superficie se crea una espuma blanca, es la grasa de nuestros alimentos, entonces bajamos el fuego a fuego medio, y lo dejamos así, y con una cuchara o cucharon iremos desespumando, es decir, quitando esta espuma, se hará por dos o tres veces, tu irás viendo cuando ya apenas suelta espuma, y así, nos saldrá un caldo muy fino y limpio con la menor grasa posible.

Si se hace en olla exprés, tápala tras desespumar y cuece durante unos 40-50 minutos.

Nosotros la hicimos con mucho cariño a fuego lento, tapada tras desespumar y la dejamos cocer entre 2 / 3 horas. Cuanto más tiempo esté más reducirá el caldo y más sabor cogerá de todos los alimentos que incorporamos. 

Una vez hecho nuestro puchero, ahora colamos el caldo y reservamos, y por otro lado retiramos los huesos y carnes en una fuente, bol, bandeja, donde te venga bien. Deshuesamos los muslos y demás carnes, los huesos los tiramos claro, estos ya han cumplido su misión de aportar sabor y textura al caldo, de hecho, por lo salado de estos, en ningún momento se ha añadido sal a esta receta, pero tú, tras probarlo si te parece que tienes que añadir pues hazlo sin problemas.

Ahora junto con el tocino fresco cocinado, los muslos y contramuslo, la costilla incluso, (y las verduras como la zanahoria y patata si quieres), mezclar y ya tienes tu “pringá”. 


Es una receta bastante sencilla y además da mucho juego, con lo que te sobre lo puedes congelar, y después puedes aprovechar el caldo, sopa, para arroces, otros guisos, para tomarlo con unas hojas de hierbabuena, etc, además de la pringá, que en sandwichs está riquísima.


El arroz con este tipo de sopas, coge muy buen sabor, es totalmente un caldo de ave y además del sabor que aporta enriquece nuestro plato.
Página Principal  Recetas  Especial Salsas  Productos 

Comentarios

Ofertas de Amazon para tu hogar